El fuego estalló en la sala de máquinas del ferry PRINSESSE ISABELLA en la mañana del 15 de julio, cuando estaba en un viaje programado desde Dinamarca continental a la Isla Samso, Kattegat.

Se informó que el turbocompresor se incendió, con mucho humo. El fuego fue extinguido por la tripulación, el barco llegó a Samso y después de la inspección, se le permitió reanudar la navegación. No había ningún tipo de riesgo para los pasajeros que estaban a bordo, en el momento del incendio.