El Puerto de Jacksonville y Fernandina han sido cerrados al tráfico comercial mientras la Guardia Costera de los Estados Unidos (USCG) se prepara para la llegada del huracán Dorian.

La condición «Yankee» se ha establecido para los puertos de Jackonsville y Fernandina, lo que significa que están cerrados a todo el tráfico comercial y las operaciones de transferencia. Sin refugios seguros en estos puertos, USCG aconseja a todos los buques de más de 500 gt que salgan.

Mientras tanto, en el sector de la Guardia Costera de Jacksonville, las tripulaciones de las estaciones de la Guardia Costera de Mayport, Puerto Cañaveral y Ponce De León Inlet han estado haciendo preparativos para evacuar los activos y los miembros de la tripulación.

En el Puerto de Charleston la USCG ha puesto en condiciones «X-Ray» en espera de la llegada de los vientos tropicales en las próximas 48 horas del huracán Dorian, el puerto permanece abierto al tráfico comercial y a las operaciones de carga y ha aumentado su preparación para el mal tiempo.

Para el puerto de Virginia la condición «Whiskey» ha sido fijada debido a la predicción de vientos sostenidos de tormenta tropical generados por el huracán Dorian que podrían llegar en los próximos días.