China ha ampliado su cumplimiento del Convenio de la OMI sobre la gestión del agua de lastre para incluir a la Región Administrativa Especial de Hong Kong. A partir del 13 de agosto, todos los buques registrados en Hong Kong, la cuarta Administración de pabellón más grande del mundo en términos de tonelaje, tendrán que cumplir los requisitos del Convenio sobre la gestión del agua de lastre.

El reglamento tiene por objeto proteger los ecosistemas marinos exigiendo a los buques que gestionen el agua de lastre de manera que los organismos acuáticos y los agentes perjudiciales sean eliminados o inofensivos antes de que el agua de lastre se libere en un nuevo lugar.

La Convención BWM entró en vigor en el 2017 y ahora cuenta con 83 partes, que representan el 90,98% del tonelaje bruto de la marina mercante mundial, frente al 81,83% anterior, informa la Organización Marítima Internacional (OMI).