Helena Oldendorff, propiedad de Oldendorff Carrier, está siendo reparada en Singapur tras sufrir una avería en el motor.

El buque de 209.200 TPM se dirigía a Qingdao (China) y se entiende que está totalmente cargado de mineral de hierro procedente de la isla de Guaíba (Brasil).

Según VesselsValue, el buque perdió potencia el 26 de agosto y tuvo que ser remolcado a un fondeadero para su reparación.

La Alianza de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) dijo el 5 de septiembre que el buque sufrió una falla en sus sistemas de depuración, lo que resultó en la inundación de las líneas de escape y el motor principal del buque.

Según la organización, la falla del depurador y la sala de máquinas inundada provocaron que el buque perdiera propulsión en una de las zonas de mayor tráfico marítimo del mundo.

Se entiende que el mineral de hierro de la empresa minera brasileña Vale sigue a bordo del Capesize construido en 2016.