El Puerto de Hamburgo, el jueves 2 de julio, dijo que acoge con satisfacción la decisión del gobierno alemán de renunciar a las tasas de tráfico en el Canal de Kiel desde el 1 de julio de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020.

«Causada por la crisis del coronavirus, la economía marítima está bajo una presión masiva de costes y el tráfico en el Canal de Kiel está experimentando un declive sin precedentes», dijo Jens Broder Knudsen, Presidente de la Iniciativa del Canal de Kiel.

Esta disminución se debe principalmente a los actuales precios históricamente bajos del combustible, lo que llevaría a una considerable desventaja competitiva para el Canal de Kiel en comparación con el desvío alrededor de Skagen, dijo.

La ruta alrededor de Dinamarca es más larga y menos respetuosa con el medio ambiente, pero está libre de derechos de tráfico.

«La suspensión de las tasas de tráfico es un paso importante para restaurar la competitividad del Canal de Kiel», añadió Knudsen.

«Hace justicia a la importancia del Canal de Kiel, que asegura más de 3.000 puestos de trabajo en la región y alrededor de 51 millones de toneladas de carga sólo en el puerto de Hamburgo».

El puerto añade que ahora examinaría si la suspensión temporal de los impuestos sería suficiente o si una suspensión permanente sería una solución más sostenible a largo plazo.