El constructor naval surcoreano Samsung Heavy Industries ha adjudicado a la empresa francesa de ingeniería GTT un contrato para el diseño de depósitos de combustible de GNL preparados para el amoníaco para cinco portacontenedores de 15.000 TEU.

Los portacontenedores están encargados por Seaspan Corporation, con sede en Hong Kong, para ser fletados por ZIM.

GTT afirma que cada tanque tendrá una capacidad de 12.000 metros cúbicos de combustible GNL y estará equipado con el sistema de contención de membrana Mark III de la compañía. Curiosamente, los tanques también se diseñarán para una futura compatibilidad con el combustible amoníaco, lo que dará a Seaspan y Zim «una mayor flexibilidad operativa» para adaptarse a los cambios en la normativa medioambiental.

«Esta primera colaboración en el negocio del combustible GNL con nuestro socio de siempre, Samsung Heavy Industries, para el armador Seaspan y el fletador ZIM, es un hito importante para GTT», dijo Philippe Berterottière, Presidente y Director General de GTT.

«La compatibilidad con el amoníaco de los buques encargados ofrece flexibilidad y demuestra el compromiso continuo de GTT de proteger las inversiones de los armadores en un contexto en el que tienen que adaptarse constantemente a la evolución de la normativa medioambiental», añadió.

GTT dijo que las entregas de los buques están previstas entre el tercer trimestre de 2023 y el primer trimestre de 2024.

Como hemos informado, Seaspan tiene una de las mayores carteras de pedidos de nuevas construcciones del sector, con 55 buques encargados desde diciembre de 2020.

«Seaspan se enorgullece de ser un proveedor de soluciones creativas, y trabajamos muy estrechamente con nuestros clientes para apoyar sus estrategias y objetivos», dijo Torsten Pedersen, Director de Operaciones de Seaspan. «En este caso, estamos entusiasmados y orgullosos de apoyar las ambiciones de ZIM de operar buques altamente eficientes con un impacto medioambiental muy bajo. Al trabajar con ZIM, GTT, SHI y DNV en las características ‘Ammonia Ready’, estamos adoptando una visión a largo plazo para preparar estos buques para el futuro.»

«ZIM, como fletador, se esfuerza por lograr un impacto medioambiental cero en nuestras operaciones, con especial atención al uso de combustibles alternativos no contaminantes», añadió David Arbel, Vicepresidente Ejecutivo y Director de Operaciones de ZIM. «El amoníaco ‘verde’ es un combustible marítimo potencial a medida que la industria del transporte marítimo avanza hacia un futuro con cero emisiones de carbono. ZIM se siente muy orgulloso de formar parte de este reto técnico que supone el cambio de los combustibles fósiles a las energías renovables.»