La empresa Golar Power, registrada en las Bermudas, suministrará una unidad de regasificación de almacenamiento flotante (FSRU) para una nueva terminal de GNL en el Puerto de Vila do Conde, en Barcarena, Brasil.

La terminal será operada en su totalidad por Golar Power, una empresa en participación al 50% entre Golar LNG y Stonepeak Infrastructure Partners.

Ubicada en un punto de entrada estratégico en la región norte de Brasil, se espera que la terminal de GNL comience a operar a mediados de 2021.

Se utilizará como centro para permitir la distribución de GNL y el suministro de gas natural para la generación de electricidad, clientes comerciales e industriales, transporte y abastecimiento de combustible antes de que entre en funcionamiento un proyecto de GNL a energía de 605 MW en Barcarena, que también será entregado por Golar Power.

La compañía dijo que la selección de la USFR y el detalle de la terminal estaban en marcha con una FID anticipada en la primera mitad de 2020.

«El centro de energía que será introducido por Golar Power en el Estado de Pará tiene el potencial de abastecer un área mayor que la de Europa Occidental, con millones de kilómetros de rutas de navegación fluvial», comentó Eduardo Antonello, CEO de Golar Power.

«Considerando los beneficios ambientales y sociales, nuestro proyecto tiene el potencial de desplazar grandes volúmenes de consumo de diesel, carbón, GLP y fueloil pesado (HFO) con GNL más barato, permitiendo una reducción significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero y creando oportunidades únicas de desarrollo técnico y económico para las poblaciones locales».

Este es el segundo proyecto de GNL a energía de la compañía en Brasil. En 2016, Golar Power consiguió un contrato de 25 años de FSRU para el Proyecto Porto de Sergipe.

El anuncio de un nuevo acuerdo de entrega de FSRU sigue a la decisión de Golar LNG de separar su negocio de transporte marítimo de GNL con el objetivo de centrar la actividad principal de la compañía en la infraestructura de GNL. Golar LNG dijo anteriormente que estaba en conversaciones con Golar Power para cambiar uno de sus buques de GNL por el FSRU Golar Tundra.

En caso de que la estructura conjunta se desarrolle según lo previsto, la exposición directa de la empresa al mercado de transporte se limitaría a un moderno buque de turbina de vapor, Golar Arctic, con Golar Viking contratado para su venta en 2020 tras la conversión de FSRU.

Se espera que la escisión se complete a finales de 2019.