El operador portuario londinense Global Ports Holding (GPH) ha presentado una oferta para obtener los derechos de concesión de un muelle para cruceros en San Juan, Puerto Rico.

La empresa es una de las tres entidades que compiten por ser seleccionadas para la renovación, operación y mantenimiento de varios muelles bajo una estructura de acuerdo público-privado.

La licitación incluye los muelles 1, 3, 4, 11 a 14 en San Juan y los muelles panamericanos I y II en Isla Grande.

Los otros dos licitadores son Puerto Rico Cruise Terminals Partners y San Juan Cruise Terminals Partners, un portavoz de la Autoridad Portuaria de Puerto Rico.

Algunos de los muelles requerirían una reconstrucción total, mientras que otros sólo requerirían una renovación menor.

Se espera que la decisión final sobre la elección del socio se tome a finales de mes, según el director ejecutivo de la Autoridad de Puertos de Puerto Rico (PRPA), Anthony Maceira Zayas.

GPH está tratando de expandir su presencia en la región después de haber obtenido previamente una concesión de 25 años para el muelle Prince George y áreas relacionadas, en el puerto de cruceros de Nassau, en las Bahamas, y un acuerdo de 30 años con Antigua y Barbuda para las operaciones portuarias de cruceros en Antigua.

En 2018, GPH firmó un acuerdo de gestión de 15 años con la empresa cubana Aries S.A. para la operación del puerto de cruceros de La Habana, Cuba.

La compañía incrementó sus ingresos en el primer semestre de 2019 por operaciones de cruceros en un 6,6 por ciento interanual. En los primeros seis meses del año, GPH reportó 23,9 millones de dólares en ingresos por cruceros, en comparación con los 22,4 millones de dólares del primer semestre de 2018.

Los ingresos totales consolidados fueron de 54,6 millones de dólares, un 3,4 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que la utilidad de operación cayó en más de un 80 por ciento, pasando de los 6,5 millones de dólares en el primer semestre de 2018 a 1,3 millones de dólares en el presente año.

«Hemos visto otro desempeño récord de nuestro negocio de cruceros en la primera mitad del año, con un fuerte crecimiento en el volumen de pasajeros que se traduce en un fuerte crecimiento en el EBITDA de los cruceros», dijo Emre Sayin, CEO.

«Nuestros puertos comerciales no son inmunes a los factores macroeconómicos y, como resultado, el comercio reciente ha sido un reto. Nuestra experiencia previa sugiere que el desempeño comercial mejorará con el tiempo y continuamos trabajando para diversificar los flujos de ingresos en nuestros puertos comerciales».

«Esperamos lograr un crecimiento de un solo dígito en el EBITDA orgánico durante todo el año».

Por World Maritime News