El operador noruego de buques graneleros Gearbulk está renegociando las tarifas de flete con los armadores japoneses que tienen sus buques fletados a largo plazo a la empresa como parte de las medidas de reducción de costos.

La empresa dijo que varios de los contratos de fletamento concertados en años anteriores se basan en precios y tarifas de construcción nueva que ya no son sostenibles en el futuro.

«La imprevista y desafortunada crisis de la pandemia añade más tensión a un entorno empresarial internacional ya difícil, y todo el mundo tiene que ajustar sus expectativas y adaptarse a esta nueva realidad. Se trata de adaptarse rápidamente o morir lentamente», dijo el presidente de Gearbulk, Kristian Jebsen.

«Confiamos en que nuestros socios japoneses apoyarán esta medida y se adaptarán a esta nueva realidad, como lo están haciendo otros interesados en Gearbulk», añadió Jebsen.

Según Gearbulk, en los últimos años la empresa ha puesto en práctica medidas eficaces para contrarrestar la situación mediante un programa de reducción sustancial de los costos, una reestructuración organizativa de gran alcance, una reprogramación de la deuda bancaria, así como un programa de venta y arrendamiento de varios buques de su flota.

Gearbulk opera principalmente en el segmento de transporte marítimo a granel de escotilla abierta, controlando una flota de unos 70 buques, y otros buques especializados y convencionales. La flota es operada comercialmente por el consorcio G2 Ocean, en el que Gearbulk es el propietario mayoritario.