La compañía finlandesa de gas Gasum ha llegado a un acuerdo con el propietario sueco de la red de gas Swedegas para utilizar sus instalaciones de gas licuado en el puerto de Gotemburgo para el aprovisionamiento de buques alimentados con GNL.

El 24 de octubre se llevó a cabo la primera operación de aprovisionamiento de combustible del petrolero y quimiquero Tern Ocean. Tern Ocean es fletado por Preem y el barco cargó su carga simultáneamente desde la refinería de Preem en Gotemburgo.

«Durante años hemos aprovisionado GNL en los muelles desde diversos puntos de entrega en los países nórdicos», dijo Jacob Granqvist, director de ventas en Gasum.

«El beneficio de la configuración de Swedegas es que nuestros clientes pueden resolver dos problemas al mismo tiempo, tanto en la obtención de combustible como en el manejo de la carga. El aumento de la eficiencia operativa es importante en el sector marítimo y nos complace hacerlo posible», añadió.

Como se ha explicado, la infraestructura de gas de Swedegas en el muelle del Puerto de Energía en Gotemburgo permite a Gasum ampliar sus servicios para satisfacer la creciente demanda de GNL en el sector marítimo. Esta demanda proviene de objetivos climáticos y medioambientales más estrictos en el sector.

La instalación de GNL puede utilizarse para el almacenamiento y transporte de biogás. Esto significa que los buques pueden almacenar no sólo GNL sino también biogás licuado (LBG). LBG es renovable y puede utilizarse también como combustible para buques.

El consumo de GNL en el sector marítimo mundial está aumentando. Se espera que el consumo se acelere aún más rápidamente, ya que el próximo año entrará en vigor el cumplimiento de la normativa sobre azufre de la Organización Marítima Internacional (OMI) 2020, que exige una reducción de más del 85% de las emisiones de azufre. La OMI también se ha fijado el objetivo de reducir las emisiones de GEI en al menos un 50% para 2050.