Las exportaciones de bicicletas de China alcanzaron 1.100 millones de dólares en el tercer trimestre de este año, marcando el récord trimestral de los últimos 25 años, gracias a la creciente demanda internacional.

Entre enero y septiembre, las producciones de bicicletas y bicicletas eléctricas de China reportaron incrementos de dos dígitos, según los datos de la Administración General de Aduanas.

Algunas fábricas locales de bicicletas han funcionado a plena capacidad desde junio, pero aún no habían podido completar los pedidos.

“Nuestras ventas crecieron 50% interanual durante el período enero-octubre”, indicó Yu Yuefeng, gerente de una compañía de bicicletas con base en Shanghai, en el este de China.

El ciclismo se volvió más popular en el mundo en medio de la pandemia de Covid-19, cuando muchas personas prefieren buscar una alternativa a los autobuses y metros concurridos, mientras que otras que no pueden ir al gimnasio tratan de encontrar otras maneras para hacer ejercicio.

La pandemia está también impulsando el auge del sector de ciclomotores eléctricos, que previamente era un nicho especializado dentro de este mercado.

“Entre mayo y noviembre, nuestros pedidos han sido superiores al doble de los del año anterior”, informó Xu Yue, gerente de una planta de ciclomotores eléctricos de la provincia oriental china de Zhejiang.