Un buque tanquero llegó a Bengasi el 13 de marzo procedente de los Emiratos Árabes Unidos, supuestamente con un cargamento de aceite para aviones del Ejército Nacional Libio (LNA), adversario del Acuerdo Nacional del Gobierno de Libia LGNA. El petrolero salió de Bengasi el 16 de marzo, se apagó en los radares AIS el 18 de marzo estando en el Golfo de Sidra, y reapareció el 22 de marzo, emitiendo una señal de socorro. La LGNA en su declaración dijo que el petrolero fue incautado por la LGNA en la tarde del 22 de marzo, para ser llevado al puerto controlado por la LGNA para su investigación. En la mañana del 23 de marzo, el petrolero ya estaba en aguas de Misrata. No está claro lo que pasó, y si hubo una explosión o no.

El buque tanquero para productos químicos GULF PETROLEUM 4 sufrió una explosión en la sala de máquinas alrededor de las 1630 UTC del 22 de marzo en las cercanías de las coordenadas 32 00N 015 55E, frente a la costa libia, en el Mediterráneo. Número desconocido de tripulantes heridos, se entiende que necesitan asistencia médica. Se entiende que el buque está inutilizado, a la deriva. Estaba en operaciones en el Golfo de Sidra desde el 16 de marzo después de dejar Bengasi, Libia.

IMRRA, el socio oficial de la FlotaMon para la clasificación de riesgos de los buques, evaluó este buque con una clasificación de riesgo específico del 49%, en comparación con la media de la flota del 35%.