Según el informe del Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas, 10 de los 11 filipinos desaparecidos durante las explosiones de Beirut del martes 4 de agosto de 2020 ya han sido encontrados y contabilizados.

La embajada ha confirmado que los marinos filipinos han sido devueltos a su empresa, Abu Merhi Cruises. Los marineros han sufrido heridas leves. Los 10 rescatados se encuentran entre los 13 marinos que trabajaban a bordo de los cruceros Orient Queen como miembros de la tripulación. El barco estaba atracado a unos metros de la zona de la explosión.

En el Líbano trabajan unos 33.000 trabajadores filipinos, la mayoría de los cuales son mujeres. Tras las desafortunadas explosiones ocurridas en el puerto de Beirut, el Departamento de Asuntos Exteriores confirmó la muerte de dos filipinos y afirmó que otros seis habían resultado heridos y habían sido enviados al hospital.

La embajada ha dado a conocer a las familias de los muertos y los heridos en relación con el incidente. Actualmente está trabajando en la repatriación de los cuerpos de los dos trabajadores muertos.

«La embajada filipina de Beirut seguirá averiguando las condiciones de los marineros y los demás filipinos que, según se informó, fueron hospitalizados», anunció la embajada.

El Departamento de Relaciones Exteriores ha asegurado al público y a otros filipinos en Beirut que se prestará la asistencia necesaria durante los momentos de la tragedia. La embajada está buscando la manera, mediante la coordinación con las autoridades libanesas, de localizar a otros filipinos desaparecidos.

También se ha informado de que el personal de la embajada filipina está a salvo. La Cancillería no ha sufrido ningún daño. Algunos de los filipinos heridos están alojados en el hotel para su recuperación.