Europa añadió 4,9 GW de nueva capacidad de energía eólica en el primer semestre de 2019, según las cifras publicadas por WindEurope. Las instalaciones totales de nueva capacidad eólica terrestre y marítima han aumentado con respecto al mismo período del año pasado (4,5 GW).

En el primer semestre del año se instalaron 1,9 GW de energía eólica costa afuera, lo que supone un aumento con respecto a los 1,1 GW añadidos en el mismo período de 2018. Reino Unido (931 MW), Dinamarca (374 MW), Bélgica (370 MW) y Alemania (252 MW) contabilizaron estas instalaciones. Se trata de Hornsea 1 en el Reino Unido que, una vez terminado, será el parque eólico más grande del mundo con 1,2 GW.

En el primer semestre de 2019, Europa invirtió 8.800 millones de euros en la construcción de futuros parques eólicos, 6.400 millones de euros en energía eólica terrestre y 2.400 millones de euros en energía eólica marina. Estas inversiones permitirán la instalación de 5,9 GW y la conexión a la red en los próximos dos o tres años. Francia y los Países Bajos impulsaron las inversiones.

Además, la UE se ha fijado un objetivo de energía renovable del 32 % para 2030 y está considerando una economía neta nula para 2050. Sin embargo, el ritmo de las instalaciones en lo que va de año no logrará este objetivo, dijo WindEurope.