La Autoridad Portuaria de Balears (APB), en colaboración con la Universitat de les Illes Balears (UIB) ha lanzado una versión en pruebas de la aplicación móvil Signals XXI, dirigida a reforzar la señalización marítima de peligros para la navegación y el envío de alertas a través del teléfono móvil a aquellos patrones cuyo rumbo, velocidad y calado indiquen a la plataforma un riesgo inminente de colisión o incorrecto fondeo.

Estos peligros se geolocalizan previamente y se reproducen en planos de barimetría o en 3D en el sistema de alertas. Gran parte de la información se ha recogido mediante robots marinos equipados con sensores de navegación y equipos ópticos y acústicos. Además, la plataforma se enriquecerá con las aportaciones de la comunidad de navegantes, profesionales o autoridades, lo que permitirá advertir de riesgos nunca antes señalados, como obstáculos a la deriva.

Los desarrolladores han trabajado durante dos años en su creación, y se plantea un año más de pruebas, mejoras e introducción de información gracias a la colaboración de la propia comunidad portuaria.

Signals XXI lleva implantado, además, un software de alerta en zonas potencialmente críticas por la presencia de praderas de posidonia en la zona II de los puertos de la APB (Palma, Alcúdia, Maó, Eivissa y la Savina).