El Energy Observer, embajador de la revolución del hidrógeno, ha navegado más de 40.000 millas náuticas desde que salió de su hogar en Saint-Malo en 2017. Diseñado para superar los límites de las tecnologías de emisiones cero, el Energy Observer cuenta con soluciones de hidrogenación, hidrógeno y eólica solar de última generación.

El 16 de julio, el buque llegó a Nueva Caledonia, tras haber realizado 68 escalas. De ellas, 15 fueron exposiciones educativas. También ha visitado 30 países.

El Energy Observer es una plataforma experimental para las fuentes de energía del futuro. Es un buque revolucionario que navega sin causar ningún daño al planeta.

Energy Observer es el primer embajador francés de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por la ONU para transmitir el mensaje de Francia de inspirar a los mayores actores medioambientales para preservar el planeta.

El singular laboratorio flotante de las energías del futuro se dispone a construir una renovada proeza tecnológica: se va a dotar de un sistema aún más eficiente y accesible. Contará con una pila de combustible con una potencia de 114 kW, alas de propulsión eólica y paneles fotovoltaicos serigrafiados que cubren una superficie de unos 202 m² y producen una potencia de hasta 34 kW.

Hoy en día, es imperativo ofrecer un sentido a la innovación para que sirva para resolver los retos a los que se enfrenta la humanidad y el Energy Observer es una de las mayores innovaciones en ese camino.

Referencia: h2-view.com