Empresa Portuaria Iquique (EPI) informó que el 24 de octubre procedió a realizar un cambio en su estructura organizacional, decisión que fundamentó «principalmente en la necesidad de adaptarse a los retos que le impone el nuevo escenario económico tanto nacional como internacional, lo que ha implicado una profunda readecuación de su gestión como empresa estatal, con foco en el ejercicio de su rol de Autoridad Portuaria y con objetivos de eficiencia y seguridad de la cadena logística a la cual sirve».

Según la empresa este proceso ha considerado ajustes en los diferentes ámbitos del quehacer de la empresa y en esta ocasión en particular, en su gobernanza, «teniendo como consecuencia la desvinculación de ejecutivos y trabajadores».

EPI recalcó que es una empresa del Estado de Chile «con un compromiso irrestricto en salvaguardar los recursos fiscales para su funcionamiento, haciendo de su gestión, un modelo eficiente y de alto impacto en el desarrollo de la región de Tarapacá y su gente».

Finalmente, desde EPI expresaron a los extrabajadores su «comprensión y sentimiento de solidaridad en esta difícil circunstancia» e «hicieron votos por el éxito en las nuevas actividades que decidan emprender».

Por Mundo Maritimo