La compañía japonesa de energía solar Shizen Energy ha firmado un acuerdo con el promotor eólico offshore francés Ideol para colaborar en un parque eólico flotante de tamaño completo en la costa de Japón.

En una ceremonia de firma en Tokio el jueves 27 de junio, las dos empresas acordaron explorar un parque eólico flotante en Kyushu, y podrían expandir sus esfuerzos a otras áreas en el futuro. Bruno Le Maire, ministro francés de Economía, asistió al acto.

Shizen se ha centrado históricamente en la energía solar, y ha ayudado a desarrollar unos 800 megavatios de energía renovable en todo Japón. Actualmente está ampliando su cartera a otras áreas, incluyendo la energía eólica e hidráulica. «Trabajar en proyectos eólicos flotantes en Japón significa expandir significativamente el potencial de energía renovable del país, ya que el país está rodeado de áreas marinas con gran profundidad y una geografía compleja», dijo el fundador de Shizen, Masaya Hasegawa. «Este es un reto especialmente valioso para Shizen Energy, ya que nuestro objetivo es co-crear un mundo 100% renovable».

La energía eólica marina flotante es una nueva frontera, y se basa en tecnologías desarrolladas para el desarrollo de petróleo y gas en aguas profundas. Hasta la fecha, todos los grandes parques eólicos marinos comerciales han sido construidos usando cubiertas fijas o pilones, lo que limita la instalación a aguas relativamente poco profundas. Muchas áreas con alto potencial para la energía eólica – como las regiones de la costa oeste de los Estados Unidos – tienen agua demasiado profunda para la energía eólica marina convencional.

Ideol, con sede en Marsella, ha construido dos proyectos de demostración a gran escala para su tecnología eólica marina, uno frente a las costas de Francia y otro frente a las costas de Japón, y cuenta con un parque eólico a escala precomercial en desarrollo en el Mediterráneo. Su diseño coloca la torre de la turbina sobre una barcaza flotante en forma de dona con una «piscina de amortiguación» abierta en el centro, que está diseñada para reducir el impacto de las condiciones de la tormenta. Toda la construcción se realiza a lo largo del muelle antes de que la unidad sea remolcada para su anclaje y conexión, al igual que una plataforma flotante de producción de petróleo y gas. Esto ahorra los costos sustanciales asociados con el montaje de torres de turbinas en el mar. (Ideol también está trabajando en el diseño de una subestación flotante offshore, en colaboración con ABB y Chantiers de l’Atlantique.)

El primer demostrador precomercial importante para la energía eólica marina flotante, el proyecto Hywind de Equinor en Escocia, ha tenido cinco turbinas en funcionamiento desde el año pasado. El 19 de junio, la empresa danesa Danske Commodities dijo que compraría la producción de energía de Hywind durante las próximas dos décadas, validando el potencial comercial del concepto. Hywind sobrevivió a olas de 27 pies y a severas condiciones de viento en el Mar del Norte el pasado invierno, lo que puede haber contribuido a su atractivo.

Por maritime-executive.com