El sector del transporte marítimo de contenedores ha alcanzado ahora el máximo impacto del COVID-19 en términos de viajes en blanco, según el analista Sea Intelligence.

SeaIntel dijo que la semana pasada, la semana 17, vio el pico de viajes en blanco en el comercio entre Asia y el norte de Europa con un 38% de viajes cancelados. En la semana 19 el Mediterráneo a la Costa Este de América del Norte tiene un 33% de capacidad de carga en blanco y Asia a la Costa Este de América del Sur esta viendo un 59% de reducción de capacidad en la semana 20. Sin embargo, mientras que en las semanas de finales de abril a mayo se produce el pico en términos de servicios cancelados, habrá un impacto continuo en el mercado.

«Para Asia-Europa del Norte el mercado experimentará más de un 20% de retirada de capacidad durante 7 semanas consecutivas, de las cuales tres semanas superarán el 35%. Tanto para Asia-Mediterráneo como para Asia-Costa Este de América del Sur, los buques tendrán que navegar alrededor de 4 semanas cuando la capacidad cancelada supere el 30%», dijo Alan Murphy, director general de SeaIntel.

«En las próximas 6-8 semanas podríamos muy bien ver un período en el que la carga de exportación y el flujo de «vacío» combinados superen la capacidad total disponible en el mercado. Históricamente esto ha llevado a los transportistas a favorecer la evacuación de los contenedores vacíos y a frenar la entrada de reservas con el consiguiente aumento de las tarifas de flete», dijo Murphy.