El Servicio de Guardacostas de Filipinas (PCG) ha dicho que seguirá presentando cargos contra el propietario y la tripulación del Vienna Wood N[/my], incluso después de haber llegado a un acuerdo con las familias de la tripulación y los pasajeros del buque pesquero con el que chocaron en junio.

14 tripulantes del barco pesquero murieron después de que se hundiera el 27 de junio.

El GPC presentó una denuncia por imprudencia temeraria que dio lugar a múltiples homicidios y daños a la propiedad contra el Nomikos Transworld Maritime de Grecia, propietario y operador del Vienna Wood N, y siete oficiales y miembros de la tripulación del granelero.