El Secretario General de la OMI, Kitack Lim, ha hecho un llamamiento a todos los Estados Miembros de la OMI para que apoyen la distribución mundial equitativa de las vacunas COVID-19, más allá de satisfacer sus necesidades nacionales, a fin de garantizar que la gente de mar pueda acceder a las vacunas.

En una declaración, el Sr. Lim reiteró su llamamiento para que la gente de mar y el personal marítimo sean designados como «trabajadores clave» y señaló que algunos países proveedores de mano de obra marítima clave dependen de la iniciativa COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para acceder a las vacunas.

«Para garantizar el acceso a las vacunas de esos países, hago un llamamiento a todos los Estados miembros de la OMI para que trabajen juntos en pro de una distribución mundial justa, más allá de satisfacer sus necesidades nacionales. Ningún marino debería quedarse atrás ni verse obligado a renunciar a su carrera debido a los limitados recursos de su país de origen», dijo el Sr. Lim.

«La salud de la gente de mar del mundo y la seguridad de sus lugares de trabajo tiene que seguir siendo una de nuestras principales prioridades y sólo puede garantizarse si la industria y los Estados miembros siguen proporcionando todas las medidas necesarias, como pruebas, EPP adecuados, acceso a la atención médica e instalaciones sanitarias para evitar la propagación del virus», dijo el Sr. Lim.

«No podemos permitirnos ser complacientes cuando se trata de abordar la actual crisis humanitaria en el mar. Por lo tanto, reitero mi llamamiento a todos los Estados miembros para que designen a todos los marinos y al personal marítimo como «trabajadores clave» que prestan un servicio esencial. Hasta la fecha, sólo 58 de nuestros 174 Miembros me han notificado que lo han hecho. La designación de los marinos como «trabajadores clave» facilitará su acceso a la vacunación, ya que la mayoría de los Estados están dando prioridad a los trabajadores esenciales en sus programas nacionales de vacunación contra el COVID-19, de acuerdo con la hoja de ruta del SAGE de la OMS», dijo el Sr. Lim.

La vida y el trabajo de la gente de mar se han visto afectados de forma dramática por la pandemia de COVID-19. En el último trimestre de 2020, el número estimado de marinos en todo el mundo a la espera de ser relevados o de incorporarse a sus buques ascendía a 400.000. Ahora, en mayo de 2021, gracias a los esfuerzos de colaboración de los Estados miembros de la OMI, el sector naviero, los interlocutores sociales y las agencias hermanas de la ONU de la OMI, el número se estima actualmente en unos 200.000.

«Sin embargo, esta cifra sigue siendo inaceptablemente alta y la crisis humanitaria en el mar no ha terminado en absoluto. Los marinos siguen enfrentándose a enormes desafíos en lo que respecta a la repatriación, el viaje para reunirse con sus barcos, el acceso adecuado a la atención médica y el permiso de tierra. A pesar de estos desafíos, los marinos a bordo de los buques han seguido trabajando, proporcionando un servicio esencial para la población mundial», dijo el Sr. Lim.

La declaración completa puede descargarse aquí: Carta Circular No.4204-Add.39.pdf

La lista de notificaciones de designación de trabajadores clave puede descargarse aquí.