El Puerto de Rotterdam es conocido como un próspero centro de operaciones para el refinado, el abastecimiento de combustible y la carga en contenedores, y dice que también está experimentando un aumento de los negocios de dos fuentes muy diferentes: los plásticos y la energía eólica.

Recientemente se ha iniciado la construcción del nuevo centro logístico del Polymer Hub de Rotterdam, que será el primer centro logístico dedicado al almacenamiento de polímeros. La cercana Amberes es un centro líder para el mercado de polímeros, y Rotterdam está bien situada para manejar el tráfico hacia y desde estas instalaciones industriales.

El centro proporcionará unas 550.000 toneladas de almacenamiento de polímeros y 15.500 metros cuadrados de espacio de almacenamiento de contenedores, junto con una plataforma basculante para contenedores a granel.

«Nos apegamos a un programa de construcción riguroso», dijo Geert Van De Ven, director general del nuevo centro. «La finalización está prevista para principios de marzo, y esperamos estar operativos en abril de 2020.»

Los patrocinadores del centro afirman que el interés del mercado en sus instalaciones es elevado debido a la congestión hacia y desde Amberes. «Maasvlakte[en Rotterdam] es un lugar particularmente eficiente: con excelentes conexiones desde y hacia el interior, además de estar cerca de las terminales de contenedores de alta mar. Otro punto realmente positivo es que seremos la primera terminal de no contenedores conectada en la Ruta de Intercambio de Contenedores (CER)».

El CER conecta entre sí las instalaciones de contenedores de Maasvlakte, agrupando los flujos de contenedores de modo que los trenes, barcazas y buques de carga no tengan que hacer escala en cada terminal de forma individual. Forma parte de una red de conexiones terrestres de contenedores y patios de almacenamiento que el Puerto de Rotterdam espera que maneje alrededor de un millón de cajas al año.

El offshore es un componente de la operación en expansión de Rotterdam, y en la primera mitad del año se registró una actividad significativa de buques offshore. El puerto dice que en los últimos seis meses han hecho escala 440 buques de alta mar, incluidos buques grúa, plataformas de perforación y buques de construcción en alta mar. Se trata de un notable repunte: el año pasado, unos 700 buques de alta mar hicieron escala en Rotterdam.

Además, es probable que el promedio actual de unas 75 llamadas mensuales de buques offshore siga creciendo en el segundo semestre de 2019. La actividad eólica marina está aumentando considerablemente y se espera un ligero aumento del petróleo y el gas marinos, según el puerto.