El puerto de Oakland dijo que «tres buques de pasajeros se quedarán en sus instalaciones con la tripulación y sin pasajeros mientras los EE.UU. embargue las operaciones de cruceros». También, el puerto dijo que no ha recibido informes de ningún caso de coronavirus asociado a los barcos.

De acuerdo con el puerto, dos cruceros noruegos atracarán en la terminal del puerto exterior de Oakland, que actualmente no se utiliza para el negocio de transporte de contenedores. Otro atracará en la Terminal Howard en el estuario de Oakland. Esa terminal ya no se considera lo suficientemente grande para las operaciones de contenedores. Los barcos podrían permanecer atracados de 2 a 3 meses, según la línea de cruceros.

Los dos primeros buques están programados para arribar el 9 de mayo. El tercero se espera para el 10 de mayo.

El Puerto dijo que está haciendo espacio para atracar porque aproximadamente 100 cruceros en todo el mundo están buscando un puerto seguro. Se estima que unos 80.000 tripulantes están a bordo de buques de pasajeros en el mar esperando para atracar. Otros puertos de EE.UU., por ejemplo, algunos en Florida y Virginia, ya están proporcionando espacio de atraque para los cruceros.

«Somos un puerto de contenedores, pero seguimos en el negocio del transporte marítimo», dijo el Director Ejecutivo del Puerto de Oakland, Danny Wan. «Estos barcos están bajo requerimientos federales para reportar problemas de salud, y entendemos que no han tenido un historial de coronavirus, así que haremos lo que podamos para ayudar».

La Guardia Costera y la Norwegian Cruise Lines no han informado de ningún caso de coronavirus a bordo de los buques, dijo el Puerto. El operador de cruceros dijo que los barcos serían manejados por pequeñas tripulaciones. No hay planes para que los miembros de la tripulación desembarquen en Oakland, dijo el Puerto. Si los miembros de la tripulación deben desembarcar, la línea de cruceros tendría que seguir primero las directrices de los Centros para el Control de Enfermedades, dijo el Puerto. Eso requeriría presentar un plan de desembarco a las autoridades estatales, federales y portuarias.

Ningún pasajero estaría a bordo cuando los barcos lleguen, ni los barcos realizarían operaciones mientras estén en Oakland, dijo la línea de cruceros.