El mes de julio fue el más activo en los 109 años de historia del Puerto de Long Beach, ya que los operadores de las terminales y los estibadores movieron 753.081 unidades de contenedores de carga, superando el récord establecido hace dos años.

El comercio aumentó un 21,1% en julio en comparación con el mismo mes de 2019. El anterior récord de 752.188 unidades equivalentes a veinte pies (TEU) en un solo mes, establecido en junio de 2018, fue superado por casi 900 TEU.

«Los trabajadores de la cadena de suministro del Puerto de Long Beach manejaron de manera experta un bienvenido aumento de la carga que se produjo debido a la demanda acumulada de los consumidores», dijo Mario Cordero, Director Ejecutivo del Puerto de Long Beach. «Fue un buen mes, un punto brillante, en medio de los efectos devastadores del coronavirus en la economía».

«El desempeño de julio refleja nuestro excelente servicio al cliente y nuestra misión de mover la carga de manera eficiente, incluso durante una pandemia sin precedentes y la actual guerra comercial con China», dijo el Presidente de la Comisión del Puerto de Long Beach, Frank Colonna. «Seguiremos trabajando con nuestros socios para garantizar el envío seguro y rápido de las mercancías».

Los volúmenes de carga se vieron reforzados en julio por un aumento del gasto en línea, ya que los consumidores siguieron evitando salir de casa durante la pandemia del COVID-19. Además, el puerto vio un aumento a corto plazo en las visitas adicionales de los buques para compensar los viajes que se cancelaron a principios de este año.

Las importaciones aumentaron un 20,3% hasta 376.807 TEU, mientras que las exportaciones crecieron un 24,1% hasta 138.602 TEU. Los contenedores vacíos que regresan a ultramar aumentaron un 20,8% hasta 237.672 TEU.

El puerto ha movido 4.186.115 TEU durante los siete primeros meses de 2020, un 2,8% menos que en el mismo período de 2019.