El Puerto de Houston, el puerto de exportación de energía más grande de los Estados Unidos, comenzó a reabrir a la navegación comercial el jueves después de un día de cierre debido al huracán Laura, dijo la Guardia Costera de los Estados Unidos.

Los puertos a lo largo de las costas de Texas y Louisiana fueron cerrados cuando el huracán de categoría 4 agitó el Golfo de México y alcanzó la costa de Cameron, Louisiana, a principios del jueves. La tormenta trajo vientos huracanados y altas mareas a la región.

El Puerto de Houston, un importante centro de importación y exportación de combustible, productos químicos y bienes de consumo, cerró el miércoles. El puerto estaba en proceso de reapertura para el transporte comercial a finales del jueves, según un boletín de la Guardia Costera de los Estados Unidos.

Unos 50 buques, la mayoría de ellos petroleros, estaban anclados en la costa y esperando la reapertura del Canal de Navegación de Houston, dijo JJ Plunkett, agente portuario de la Asociación de Pilotos de Houston, que guía a los buques dentro y fuera del canal de navegación.

La mayoría de los buques habían huido del puerto a principios de la semana.

El Puerto de Galveston, Texas, también reabrió al tráfico de remolcadores y barcazas, y los Puertos de Freeport, y Texas City, reabrieron con restricciones de calado el jueves, dijo la Guardia Costera.

Los puertos de Beaumont, Orange, Port Arthur y Sabine, Texas, permanecieron cerrados el jueves, al igual que los puertos de Lake Charles y Cameron, Louisiana, según un aviso de la Guardia Costera.