El Puerto de Amberes desempeña un papel cada vez más importante en el mercado de los buques frigoríficos. Un número creciente de servicios de refrigeración de América Latina ahora llegan primero a Amberes. Esto ha dado como resultado que el volumen de contenedores refrigerados crezca un 7,2% en 2019.

La atractiva ubicación central de Amberes y su amplia gama de servicios son algunas de sus principales ventajas. Para los expedidores de productos perecederos, la ubicación del puerto en las profundidades del interior ofrece cortos tiempos de tránsito a importantes mercados de consumo como Bélgica, Francia, los Países Bajos y Alemania.

Además, una amplia red de proveedores de servicios experimentados garantiza la descarga, el almacenamiento, los servicios de valor añadido y el cumplimiento de las formalidades aduaneras y de inspección de alimentos de forma rápida y de alta calidad. Estos dos elementos juntos convencen a las compañías navieras de optar por Amberes como primer puerto de escala.