El Puerto de Amberes reunió a siete importantes empresas químicas y energéticas a finales de 2019 para reducir las emisiones de CO2 y tomar medidas prácticas en la transición hacia un puerto sostenible y de bajo carbono. El consorcio está formado por Air Liquide, BASF, Borealis, ExxonMobil, INEOS, Fluxys, el Puerto de Amberes y Total.

Con el proyecto titulado Antwerp@C los socios pretenden mantener el CO2 fuera de la atmósfera y así contribuir de manera significativa a los objetivos climáticos, gracias a las aplicaciones de captura y utilización o almacenamiento de CO2, todo ello en un plazo relativamente corto y a costes razonables.

El proyecto tiene el potencial de reducir a la mitad las emisiones de CO2 dentro del puerto (18,65 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero en 2017) de aquí a 2030. Esta semana Fluxys, el Puerto de Amberes, Total y Air Liquide presentaron solicitudes de subsidios de la UE para llevar el proyecto un paso más allá.