La captura y el almacenamiento de carbono sigue siendo una de las tecnologías punteras, especialmente en los centros de producción, para ayudar a alcanzar los objetivos mundiales de descarbonización. Se están realizando múltiples esfuerzos para hacer avanzar esta tecnología, con la noticia de que China ha puesto en marcha su primer proyecto modelo de CAC en alta mar. Asimismo, Corea del Sur ha anunciado que ha recibido la aprobación de clase para el primer diseño de una plataforma que se utilizará en el almacenamiento de carbono en alta mar.

China National Offshore Oil Corporation (CNOOC) anunció ayer, 30 de agosto, que ha puesto en marcha el primer proyecto de almacenamiento en alta mar del país, en un yacimiento petrolífero situado a unas 118 millas al sureste de Hong Kong, en el Mar de China Meridional. Anteriormente, China había experimentado principalmente en tierra firme explorando el potencial de la CAC.

CNOOC espera extraer y almacenar hasta 300.000 toneladas de CO2 al año de su yacimiento Enping 15-1, con un total de 1,46 millones de toneladas de CO2 durante la vida del proyecto. El CO2 se inyectará en los depósitos del fondo marino.

Aunque el proyecto de CNOOC es el primero que se pone en marcha en China, otras grandes compañías petroleras chinas también están buscando activamente la tecnología CAC. Sinopec también está planeando un elemento de CAC para uno de sus nuevos grandes proyectos en el este de China. CNOOC dijo que espera que su proyecto sirva de catalizador para la expansión de la tecnología. CNOOC tiene previsto invertir en 2025 hasta el 10% de su presupuesto anual en proyectos de energía verde.

En otro avance de la CAC, Korea Shipbuilding & Offshore Engineering Co. y Hyundai Heavy Industries recibieron una aprobación de principio (AiP) de DNV para una plataforma en alta mar destinada a almacenar dióxido de carbono bajo el fondo del océano. Diseñada en el marco de un proyecto con la empresa estatal Korea National Oil Corp., la plataforma se utilizará para inyectar CO2 en un yacimiento de gas clausurado situado a unas 35 millas de la costa de Corea del Sur. El yacimiento dejará de producir en 2024 y al año siguiente se prevé comenzar a inyectar CO2 en los antiguos pozos con el objetivo de almacenar 400.000 toneladas de CO2 al año durante los próximos 30 años

Los expertos señalan que en la actualidad hay unas dos docenas de proyectos de CAC en funcionamiento y más de 30 proyectos piloto adicionales en desarrollo. En 2050, la captura y el almacenamiento de CO2 a nivel mundial podría superar los siete mil millones de toneladas anuales.