El astillero chino Chengxi entrega la primera de las dos construcciones nuevas de transbordo autodescargable, después de que tanto el propietario como el constructor destaquen la exitosa instalación y puesta en marcha de la propulsión Azipod®.

En la entrega se instalaron dos unidades Azipod® de 1,9 MW en cada uno de los graneleros de transbordo de 21.500 toneladas de peso muerto para el mayor propietario de graneleros de Alemania, como parte de un paquete de soluciones eléctricas, digitales y conectadas de ABB. El suministro incluía también una central eléctrica diésel, sistemas de accionamiento con dos motores de propulsión de proa, sistemas de gestión de energía para la propulsión y la manipulación de la carga, así como conectores de 50/60 Hz para aprovechar la energía costera de emisión cero cuando se está en puerto.

«Colaborar con ABB ha sido una experiencia muy positiva», dijo Joern Westfehling, Gerente de Nueva Construcción de Oldendorff Carriers.» Esperamos cosechar las recompensas operacionales de la propulsión Azipod®, como la mejora de la eficiencia del buque y el aumento de la maniobrabilidad».

El Sr. Jiafa Jiang, Director General Adjunto de Chenxi Shipyard (Yangzhou) Co., Ltd., añadió: «Esta fue la primera vez que el Astillero Chengxi instaló la tecnología Azipod®, y el proceso se desarrolló con notable fluidez. En comparación con un sistema de propulsión convencional, la propulsión Azipod® de ABB ha reducido en gran medida la complejidad de la construcción del astillero gracias a su sencillo diseño y a su facilidad de instalación. ABB trabajó sin problemas con el astillero Chenxi Shipyard para asegurar la entrega con éxito del primer buque de transbordo autodescargable del mundo. Me gustaría dedicar mi agradecimiento al equipo de proyecto y puesta en marcha de ABB por su espíritu de trabajo profesional».

Con un control de una flota de alrededor de 700 buques, alrededor del 95% de la flota propiedad de Oldendorff está compuesta por nuevas construcciones «ecológicas» entregadas desde 2014, que están diseñadas específicamente para un bajo consumo de combustible y una huella de carbono reducida. Y como sus próximos buques se encargarán de transferir la carga de los buques oceánicos en aguas profundas para entregarla en un puerto con calado y espacio restringidos, la maniobrabilidad también es una consideración vital.

«Estamos encantados de que se hayan entregado con éxito los primeros graneleros que incorporan la propulsión Azipod®», dijo Juha Koskela, Presidente de la División de ABB Marine & Ports. «El proyecto demuestra plenamente que el Azipod® es la solución para los operadores con conciencia medioambiental de todo tipo de buques». Debido a que el motor de accionamiento eléctrico está alojado dentro de una vaina sumergida fuera del casco del barco, la unidad Azipod® es capaz de girar 360 grados, mejorando la maniobrabilidad y la eficiencia operativa. Esto también libera espacio de carga a bordo, lo que potencialmente aumenta aún más la rentabilidad del buque».

A lo largo de tres décadas, ABB ha suministrado unidades Azipod® para unos 25 tipos de buques, con el sistema de propulsión acumulando más de 17 millones de horas de funcionamiento en ese tiempo. Como tecnología flexible y probada de ahorro de combustible, el sistema Azipod® ha desempeñado un papel clave en el desarrollo de la fuerte posición de ABB para la propulsión eléctrica respetuosa con el medio ambiente.