Uno de los nombres más conocidos en la industria naval ha indicado que el ciclo de vida de los barcos se reducirá mucho más.

Tim Jones, presidente del Grupo BRS, al escribir el prólogo de la revista anual de la empresa sobre transporte y construcción naval, de 122 páginas, publicada ayer, advirtió que la probable reducción de la vida útil de los buques mercantes en el futuro significará mayores costos, aunque con la ventaja añadida de que el transporte marítimo reduce sus tendencias especulativas.

Jones, que este año celebra 40 años con la casa de corretaje francesa, escribió: «La vida útil de un activo ya no puede ser la estándar de 25 a 30 años que los propietarios utilizaban para amortizar sus activos, ya que al igual que la tecnología y los bienes de consumo, se acortará significativamente».

Jones señaló que la financiación ya se limita en general de siete a diez años con las casas de arrendamiento que ahora son responsables de la mayor parte de la financiación en el mundo marítimo.