El petróleo se disparó en un rally de cinco días cuando un persistente exceso de oferta superó las señales de recuperación de la demanda de combustible de los Estados Unidos.

Los futuros en Nueva York cayeron 2.3% el miércoles, después de doblar su valor de hace una semana. El consumo de gasolina estadounidense durante cuatro semanas se recuperó a su mayor ritmo registrado la semana pasada, pero se mantuvo muy por debajo de la media estacional, según la Administración de Información Energética. Al mismo tiempo, las reservas de crudo aumentaron en 4,59 millones de barriles y los inventarios totales de petróleo se elevaron al nivel más alto de la historia, lo que mantuvo la preocupación por la capacidad de almacenamiento.

«Seguiremos teniendo un exceso de oferta y una demanda lenta por un tiempo todavía», dijo Bart Melek, jefe de estrategia de productos básicos del Toronto Dominion Bank. «No espero que los precios suban mucho más por encima de los actuales 23,50 dólares, y hay un riesgo a la baja a corto plazo». Además, una flota de petroleros que transportan petróleo saudí a los Estados Unidos podrían probar nuevamente el almacenamiento y forzar los precios por debajo de los 20 dólares, dijo.

En los estados que han aflojado los cierres por coronavirus, la demanda de combustible está aumentando, y algunas partes de Florida informan que el consumo de gasolina ha bajado sólo un 25-30%, desde el 50% anterior. La refinadora Delek U.S. Holdings Inc. dijo el miércoles que está viendo mejorar la demanda en las zonas rurales de Texas y Arkansas.