Sinopec, la principal empresa energética y química de China, ha puesto en funcionamiento el mayor puerto petroquímico de China con el exitoso atraque del VLCC New Renown de Oriente Medio.

El buque hizo escala en la nueva terminal de crudo de 300.000 toneladas en el puerto de la refinería de Sinopec Zhongke.

A un kilómetro de la planta de refinería de Sinopec, el puerto petroquímico cuenta con ocho terminales, entre ellas un atracadero de crudo de 300.000 toneladas, otro de 100.000 toneladas e instalaciones de apoyo, que proporcionan una capacidad total de 34 millones de toneladas al año. Hasta la fecha, el atracadero de 100.000 toneladas es el mayor terminal nacional de petróleo refinado, con una capacidad de carga y descarga de 5,61 millones de toneladas al año.

Situado en la costa oriental de Zhanjiang, en la provincia de Guangdong, el puerto de la refinería de Sinopec Zhongke forma parte del Complejo Petroquímico y de Refinería Integrado de Zhanjiang, el mayor proyecto de este tipo que está construyendo la empresa Sinopec, y un componente clave del 13º Plan Quinquenal de la provincia de Guangdong. La inversión total de la primera fase del proyecto asciende a más de 40.000 millones de CNY (5.700 millones de dólares) y añadirá más de 10 millones de toneladas de capacidad de petróleo crudo refinado y 800.000 toneladas de unidades de etileno al año, además de las instalaciones auxiliares de apoyo.

Se estima que, una vez terminada, la producción de la refinería superará los 60.000 millones de yuanes (8.500 millones de dólares).

En la actualidad, hay más de 18.000 constructores trabajando actualmente en el lugar como parte del proyecto, y se han entregado 28 de las 30 principales instalaciones de producción. Se espera que el proyecto final esté totalmente terminado y se ponga en producción a finales de julio.