La tormenta tropical Cristóbal, que ahora está cobrando fuerza en el sur del Golfo de México, podría convertirse en un huracán a medida que se desplaza hacia las costas de Texas y Luisiana a principios de la próxima semana, amenazando las plataformas petrolíferas en alta mar, las refinerías costeras y la agricultura.

Los vientos del sistema han alcanzado las 40 millas (64 kilómetros) por hora, dijo el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. en un comunicado. Continuará cobrando fuerza en la Bahía de Campeche, México, antes de seguir hacia el norte en dirección a los Estados Unidos, con la posibilidad de tocar tierra ya el lunes, según Jim Rouiller, meteorólogo principal del Energy Weather Group LLC.

Al alcanzar el estatus de tormenta tropical, Cristóbal marca el comienzo más rápido de la temporada de huracanes desde 1851, rompiendo el récord establecido por la tormenta tropical Colin el 5 de junio, dijo en Twitter Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado. Su velocidad del viento tendría que aumentar hasta por lo menos 74 mph para ser clasificado como huracán.

«Todo el mundo en el área de producción de energía debe ser consciente de esto», dijo Rouiller por teléfono. «Creo que tenemos una buena posibilidad de un huracán, y la zona desde Houston y Galveston hasta Nueva Orleans parece ser el objetivo más probable».

La tormenta tropical Cristóbal, que ahora está cobrando fuerza en el sur del Golfo de México, podría convertirse en un huracán a medida que se mueve hacia las costas de Texas y Louisiana a principios de la próxima semana, amenazando a las plataformas petrolíferas en alta mar, las refinerías costeras y la agricultura.

Los vientos del sistema han llegado a 40 millas (64 kilómetros) por hora, dijo el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. en un aviso. Continuará cobrando fuerza en la Bahía de Campeche, México, antes de seguir hacia el norte en dirección a los Estados Unidos, con la posibilidad de tocar tierra ya el lunes, según Jim Rouiller, meteorólogo principal del Energy Weather Group LLC.

Al alcanzar el estatus de tormenta tropical, Cristóbal marca el comienzo más rápido de la temporada de huracanes desde 1851, rompiendo el récord establecido por la tormenta tropical Colin el 5 de junio, dijo en Twitter Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado. Su velocidad del viento tendría que aumentar hasta por lo menos 74 mph para ser clasificado como huracán.

«Todo el mundo en el área de producción de energía debe ser consciente de esto», dijo Rouiller por teléfono. «Creo que tenemos una buena posibilidad de un huracán, y la zona desde Houston y Galveston hasta Nueva Orleans parece ser el objetivo más probable».

Las tormentas en el Golfo de México se vigilan de cerca porque las plataformas marítimas representan el 16% de la producción de petróleo crudo de EE.UU. y el 2,4% de la producción de gas natural, según el Departamento de Energía.

Más del 45% de la capacidad de refinación de EE.UU. y el 51% de la capacidad de procesamiento de gas se encuentra a lo largo de la costa del Golfo. Incluso un sistema débil puede forzar evacuaciones y cierres temporales. Es probable que la tormenta cruce las plataformas marinas el domingo antes de tocar tierra el lunes.