La empresa australiana de petróleo y gas Otto Energy ha tomado medidas para mitigar los efectos del entorno del bajo precio del petróleo.

Otto Energy dijo el lunes que las operaciones en el nuevo entorno de bajo precio del petróleo no serían «negocios como de costumbre» y que tenía la intención de centrarse en la protección de sus negocios y activos existentes y completar el programa de desarrollo de Green Canyon 21 en el Golfo de México.

Los socios del activo de South Marsh Island 71, Byron Energy y Otto, respondieron al impacto del actual entorno de precios del petróleo la semana pasada con la reducción de la producción del pozo F1 en el Golfo de México tras una rápida caída de los precios del petróleo de Louisiana Light Sweet spot.

Dado que el volumen que se está produciendo se aproxima a los volúmenes protegidos que Otto mantiene allí, se espera que tenga un impacto mínimo en los flujos de efectivo al tomar esta medida.