Por Nick Savvides (The Loadstar) – La congestión crónica en Asia, especialmente en Yantian, Estados Unidos y Europa obligará a subir las tarifas y muy probablemente provocará una escasez de mercancías de bajo valor cuyo transporte ya no es viable, según un alto directivo de la banca europea.

La productividad de Yantian, si bien está en aumento, verá cómo el retraso de la carga que se ha acumulado tarda algunos meses en despejarse.

Y en el complejo portuario del sur de China, que incluye Shenzhen, Chiwan, Shekou y Nansha, la productividad descendió como consecuencia de la escasez de personal en Yantian y otras terminales, provocada por las infecciones regionales de Covid.

Si bien Yantian fue la más afectada, el desvío de buques a los puertos vecinos también está afectando a la eficacia de la manipulación de la carga en la región, ya que Nansha y Shekou ven cómo se desborda la carga de Yantian hacia ellos.

Incluso con el aumento de la actividad en Yantian, a medida que el personal portuario vuelve al trabajo, el informe mensual de la consultora MSI subraya que;

«si bien la situación en el propio Yantian está mejorando… como en el caso de Suez, el impacto real puede sentirse en las próximas semanas».

En efecto, la alteración de los horarios de navegación y las escalas canceladas harán que no pueda «circular el equipo de forma eficiente», dice el informe mensual de Horizon, lo que provocará «salidas en blanco de facto en un momento en el que se espera que aumente la demanda».

En su actualización de servicios de ayer, Maersk dijo que 11 de sus 19 servicios no harían escala en Yantian este mes, mientras que otros cuatro continuarían con omisiones ad hoc del puerto.

Los grandes retrasos en Yantian han hecho que otros transportistas, como Hapag-Lloyd, Ocean Network Express y MSC, cambien las escalas a Nansha en un esfuerzo por mantener la integridad de los servicios.

Según la empresa de datos project44, si las autoridades chinas amplían las restricciones de Covid, las elevadas tasas diarias de navegación en blanco podrían prolongarse hasta julio, «lo que paralizaría las cadenas de suministro hasta bien entrado el verano».

La empresa añadió que la media de siete días de los tiempos de permanencia de las cajas de exportación se duplicó, hasta superar los 23 días, el 15 de junio.

Josh Brazil, vicepresidente de marketing de project44, aconsejó a los transportistas centrados en China «que tengan plena visibilidad de sus envíos, busquen puertos alternativos y hagan todo lo posible para adelantarse a este acontecimiento, porque tiene el potencial de crear enormes dolores de cabeza en toda la economía mundial».

Esto podría ser una buena noticia para los transportistas, pero supondrá una mayor angustia para los cargadores, que se verán obligados a aumentar sus precios para cubrir las subidas de los costes de transporte. Y los consumidores verán aumentar la inflación; ya está en torno al 2-3% en Europa, dijo el banquero, que prefirió permanecer en el anonimato.

Se prevé que la demanda crezca en torno al 6% este año y, aunque se produzca una cierta ralentización del crecimiento el año que viene, se espera que se mantengan las tasas elevadas.

«Es poco probable que el crecimiento se ralentice hasta 2023 o 2024, cuando se espera que se entreguen los nuevos pedidos de buques. Ha sido un superciclo de acontecimientos inesperados e imprevisibles», añadió el financiero.