A pesar de un clima comercial mundial temperamental y de las incertidumbres creadas por Brexit, los operadores portuarios del Reino Unido fueron testigos de un año estable en 2018.

Según un informe de las Estadísticas de Flete Portuario del Reino Unido, los datos para 2018 muestran unos tonelajes de flete portuario estables en su conjunto, con sólo un 0,1% de diferencia con respecto al año anterior, situándose en 483,3 millones de toneladas.

Sin embargo, el tráfico unitario total de carga disminuyó, probablemente debido a una caída del tráfico portuario de automóviles de pasajeros y de vehículos comerciales nuevos.

Durante 2018, el Reino Unido siguió importando más de lo que exporta, con un total de 252,4 millones de toneladas, frente a los 130,5 millones de toneladas exportadas.

Además, la UE sigue siendo el principal socio comercial del país, ya que en 2018 se transportaron más mercancías entre los principales puertos del Reino Unido y la UE que en cualquier otra región, lo que representa el 44%, o 206,2 millones de toneladas, del total del tráfico portuario principal.

Los productos líquidos a granel, que representan el 39% del tonelaje total, disminuyeron un 5% en total, mientras que el tráfico unitario cayó a 23,9 millones de unidades, después de cinco años consecutivos de crecimiento.

Las unidades de contenedores aumentaron a un máximo histórico de 6 millones, sin embargo, el tráfico total de transbordo rodado se redujo en un 1% a 17,9 millones de unidades que pasaban por los principales puertos del Reino Unido.

«Las cifras generales de carga portuaria se mantienen constantes, aunque existe una gran capacidad portuaria en los sectores de graneles secos, carga de proyecto y, en particular, en los sectores de contenedores, lo que significa que las compañías navieras tienen una gran variedad de opciones.

Esto significa competencia entre puertos, lo que impulsa la eficiencia y la innovación», dijo Phoebe Warneford-Thomson, analista de políticas y economía de la Asociación Británica de Puertos.

Las estadísticas para el cuarto trimestre del tonelaje de carga portuaria mostraron un crecimiento del 6% a 121,8 millones de toneladas, lo que concuerda con las sugerencias de que los fabricantes británicos estaban «almacenando» inventario antes de las interrupciones comerciales previstas en el primer y segundo trimestres de 2019.

Por World Maritime News