El crucero Costa Fortuna atracará en Singapur el 10 de marzo, después de haber sido rechazado en los puertos de Tailandia y Malasia por la amenaza de coronavirus. Esto fue confirmado por la línea de cruceros italiana Costa Cruises, así como por la Autoridad Marítima y Portuaria de Singapur (MPA Singapore) y la Junta de Turismo de Singapur (STB).

En los últimos días, el barco no pudo hacer escala en Tailandia y Malasia debido a las restricciones introducidas recientemente en esos países para las personas procedentes de Italia.

«El Costa Fortuna se dirige hacia Singapur, donde debe terminar su crucero el 10 de marzo como estaba previsto», dijo Costa Cruises.

«Costa Crociere desea confirmar que la situación sanitaria a bordo del barco no presenta ningún problema», subrayó la línea de cruceros.

«El médico a bordo del crucero revisará a los pasajeros y a la tripulación para asegurarse de que están sanos antes de desembarcar», dijo MPA Singapur en una declaración aparte.

«Todos los pasajeros que entren en Singapur deberán someterse a un control de temperatura como medida de precaución. Además, los pasajeros que entren en Singapur y presenten fiebre y/u otros síntomas de enfermedad respiratoria pero que no cumplan la definición de caso clínico del Ministerio de Salud podrán tener que someterse a una prueba de hisopado de COVID-19», añadió la MPA.

Todos los pasajeros de Costa Fortuna habían embarcado anteriormente desde Singapur y habían completado las comprobaciones previas al embarque antes de éste. El buque, que se traslada a Singapur, zarpó por última vez del puerto el 3 de marzo.

En los terminales de cruceros en Singapur siguen abiertas las escalas de cruceros programadas que tuvieron zarpe desde Singapur. En las dos últimas semanas, Singapur ha atendido más de 10 escalas programadas de cruceros y ha desembarcado más de 5.000 pasajeros. Las escalas no programadas están prohibidas en Singapur desde el 24 de febrero.

Costa Cruises también informó que cancelaría el próximo crucero de Costa Fortuna que saldría el 10 de marzo desde Singapur.

«La decisión se consideró necesaria en base a las medidas restrictivas que aplican actualmente los puertos comprendidos en el itinerario de cada barco», explicó la compañía de cruceros.