Boris Prokoshev, el capitán del carguero ruso que supuestamente transportó las 2750 toneladas de nitrato de amonio responsables del trágico suceso de Beirut, ha confirmado ahora a Radio Free Europe que solía escribir regularmente para advertir sobre el peligroso producto químico almacenado en el buque.

Al frente de la tripulación en 2013, Boris era el capitán del barco que había recibido la orden del turbio negocio de Igor Grechushkin, de recoger una carga extra que llevó al barco a una visita no programada en Beirut.

La carga finalmente no fue cargada ya que el capitán creía que supondría un riesgo para el viejo barco de llevar más de su capacidad. Llamándolo un movimiento codicioso, Boris habló de cómo esto resultó en que el barco nunca llegara a su destino.

Los «barriles de pólvora» debían ser entregados a un fabricante en África, un viaje que no tuvo lugar ya que el barco se encontraba en el puerto de Beirut. Se prohibió la navegación del barco debido a graves problemas técnicos. Más tarde, el nitrato de amonio se puso en un almacén del muelle.

El MV Rhosus se dirigía inicialmente a Mozambique, desde Batumi en Georgia con el compuesto de fertilizante agrícola. Tras la confiscación del buque por las autoridades libanesas, Grechushkin «se lavó las manos» de la propiedad, abandonando a Boris y a su tripulación de soldados ucranianos a bordo.

La tripulación no remunerada y el buque pasaron 10 meses en poder de las autoridades, con suministros limitados, mientras intentaban extraer las multas del propietario. «Vivíamos en un barril de pólvora sin que nos pagaran», dijo Boris.

Igor está actualmente escondido después de las mortales explosiones y está siendo perseguido por los servicios secretos en Chipre, donde se sabe que ha vivido. Aún no se ha recibido ningún comentario de él.

La investigación apunta ahora a una negligencia extrema y a la escasa seguridad mostrada por las autoridades en cuanto al almacenamiento seguro del nitrato de amonio. El gabinete ha puesto a todos los funcionarios del puerto a cargo del almacenamiento desde 2014, bajo arresto domiciliario.