El buque petrolero FSO Nabarima está en peligro de hundirse frente a la costa de Venezuela. Tiene cerca de 1,3 millones de barriles de petróleo a bordo, según informó el grupo de acción de Pescadores y Amigos de los Mares.

El enorme buque construido en 2005, que está anclado en el Golfo de Paria y se utiliza para almacenar petróleo, está en grave peligro y puede zozobrar.

La agencia de prensa Reuters informó que el buque propiedad de la empresa petrolera estatal venezolana (PDVSA) tiene problemas con las válvulas.

A finales de agosto, la tripulación del barco ya había informado de estos problemas después de la inundación de la sala de máquinas.