El buque grúa semisumergible más grande del mundo, el Sleipnir, llegará al puerto de Rotterdam por primera vez el sábado 21 de marzo. Sembcorp Marine, un barco constructor offshore de Singapur, completó la construcción del Sleipnir de Heerema en julio de 2019. Desde entonces, el buque ha estado muy ocupado en todo el mundo.

Nombrado en honor al semental de ocho patas del Dios nórdico Odín, el barco mide 220 metros de eslora, 102 metros de manga, tiene capacidad para 400 tripulantes y pesa 119.000 toneladas. Tan impresionante como su mítico tocayo, el barco ya ha batido los récords de elevación de los buques grúa con una elevación de 15.300 toneladas en septiembre del 2019.

El buque semisumergible tiene dos grúas a bordo, cada una capaz de levantar 10.000 toneladas métricas. Esta capacidad lo hace adecuado para los trabajos más grandes en alta mar, como la construcción de turbinas eólicas en el mar, el desmantelamiento de plataformas viejas o la construcción de las estructuras marítimas más importantes.

Gracias a los dos grandes flotadores aerodinámicos de Sleipnir, el buque puede navegar con relativa rapidez (en promedio, veinte kilómetros por hora) con un consumo de combustible limitado. Lo que es especialmente único del Sleipnir es que tiene una propulsión de «combustible dual» y puede, por lo tanto, funcionar completamente con el combustible de reducción de emisiones GNL.

Heerema invierte activamente en medidas de sostenibilidad, y más recientemente ha probado combustibles alternativos en Thialf, un buque grúa semisumergible con una capacidad de elevación de 14.200 toneladas métricas. Además, el proyecto en curso Shore Power Caland en colaboración con Eneco para proporcionar energía 100% renovable a los buques de Heerema que atracan en el Puerto de Rotterdam.

El Sleipnir llega después de una exitosa ejecución del proyecto en Trinidad, habiendo trabajado ya en aguas brasileñas e israelíes. El buque llega para preparar los futuros trabajos de desmantelamiento en el Mar del Norte. Con el uso del Sleipnir, Heerema está trabajando en la limpieza de las plataformas de perforación retiradas de la forma más limpia posible con su uso de GNL de reducción de emisiones. El buque debe partir a finales de marzo para el primero de varios trabajos.

Nota: Para proteger la salud de la tripulación del Heerema a bordo durante el brote de COVID-19 (coronavirus), no se permiten visitas al buque.