Un granelero perteneciente a Eagle Bulk Shipping, que cotiza en el NASDAQ, se encuentra a salvo y su tripulación ilesa tras un ataque pirata en el Golfo de Guinea.

El incidente fue confirmado el lunes por Eagle Bulk Shipping en un tuit en el que informaba de que el granelero Rowayton Eagle, de su propiedad, había sido secuestrado a unas 240 millas al sureste de Lagos (Nigeria). La compañía también elogió al capitán del buque por su liderazgo durante toda la prueba.

«Estamos muy contentos de informar que el incidente se ha resuelto y que nuestra tripulación está a salvo e ilesa, y que el buque está plenamente operativo… Nuestro profundo agradecimiento al capitán Gopich por su liderazgo y por la profesionalidad y el valor de toda la tripulación a lo largo de esta prueba».

El incidente fue comunicado por primera vez por la empresa de seguridad marítima Dryad Global, que informó de que el MV Rowayton Eagle fue abordado por piratas frente a la costa de Accra (Ghana). La tripulación se reunió en la ciudadela del barco y resultó ilesa en el incidente. Los piratas acabaron marchándose después de no haber conseguido abrir una brecha en la ciudadela, informó Dryad. La compañía dijo que los datos del sistema de identificación automática (AIS) mostraban que el barco había estado a la deriva desde el 27 de enero.

El incidente se produce después de un violento y mortal ataque pirata a bordo del MV Mozart frente a la costa de Santo Tomé el 23 de enero. En ese incidente, un miembro de la tripulación murió de un disparo y quince fueron secuestrados después de que los piratas penetraran en la ciudadela del barco, una especie de habitación segura a bordo. El propietario del Mozart se ha puesto en contacto con los miembros de la tripulación secuestrados e informa de que no están heridos, mientras la empresa trabaja para asegurar su liberación.

Los dos incidentes son los últimos que ponen de manifiesto el reciente aumento de la piratería en el Golfo de Guinea, que alcanzó un récord en 2020 con 130 secuestros de tripulantes en 22 incidentes distintos, según el Centro de Información sobre la Piratería de la Oficina Marítima Internacional. También es preocupante el hecho de que los ataques sean cada vez más violentos y se produzcan más lejos de la costa, lo que pone de manifiesto la creciente capacidad de las bandas de piratas armados en la región.

Dryad informa de que el ataque al Rowayton Eagle es el séptimo incidente en alta mar y el tercer abordaje registrado en alta mar en lo que va de año.

El MV Rowayton Eagle es un granelero de 63.301 TPM construido en 2013 y registrado en Liberia.