Un par de buques (un granelero llamado Corona y un crucero demoninado AIDAmira) en el puerto de Ciudad del Cabo están siendo retenidos fuera de los límites del puerto después de que un miembro de la tripulación a bordo del Corona Bulker comenzara a mostrar síntomas de COVID-19.

Más tarde se descubrió que había volado desde Estambul (Turquía) a Ciudad del Cabo con un compañero de tripulación el 9 de marzo.

También se confirmó que seis pasajeros que abordaron el crucero AIDAmira en el mismo puerto estaban en el mismo vuelo.

Como medida de precaución, los ocho individuos fueron puestos en cuarentena y evacuados de los barcos. Sin embargo, sólo el miembro de la tripulación del MV Corona muestra signos de estar infectado.

Este es el primer caso sospechoso de COVID-19 en un puerto marítimo de Sudáfrica.

El resto de los pasajeros del crucero permanecerán en cuarentena a bordo hasta que se reciban todos los resultados de las pruebas. Se tomarán otras decisiones en base a estos resultados.