El Baltic Dry Index (BDIY), que proporciona un punto de referencia para el precio del transporte marítimo de las principales materias primas, cayó ayer por séptima vez consecutiva y hoy ha bajado casi un cinco por ciento en las primeras horas de la mañana, a medida que caen las tasas de los buques de tamaño capesize.

El índice general, que tiene en cuenta las tarifas de los buques graneleros de tamaño capesize, panamax, supramax y handysize, bajó 76 puntos, o el 4,6%, a 1.561 puntos ayer después de la mayor caída porcentual en más de dos meses. El índice ha bajado desde el máximo de 2.097 en un año.

Los futuros del mineral de hierro también registraron pérdidas debido al aumento de los inventarios portuarios y a la disminución de la demanda en China.

El índice de los panamax cayó un 3,4%, el índice supramax cayó tres puntos y el índice de tamaño handysize se mantuvo estable.