La empresa estadounidense Ecochlor, más conocida por sus sistemas de tratamiento del agua de lastre basados en productos químicos, ha presentado una vez más una nueva forma de combatir los peligros que enfrenta la gente de mar, tras los riesgos de asfixia en el interior de los tanques por los gases que quedan de los cargamentos.

En colaboración con NanoVapor, está introduciendo un nuevo sistema de supresión de vapores que, según afirma, «revolucionará» la limpieza y las inspecciones de los tanques al reducir significativamente el tiempo necesario para las operaciones de liberación de gas.

NanoVapor dice que su sistema inserta diminutas nano-gotas de moléculas supresoras en el tanque de combustible utilizando una corriente de aire de alto flujo, estas moléculas trabajan microscópicamente para detener rápidamente la evaporación de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) en todo el tanque.

La idea fue recibida con entusiasmo por Kuba Szymanski, secretario general de la asociación comercial InterManager, quien destacó los riesgos de la entrada en el espacio cerrado para la gente de mar en la Cumbre Internacional de Armamento y Gestión Marítima de la Semana Internacional del Transporte Marítimo de Londres de este año.