Las autoridades danesas han solicitado una vez más los servicios del Sistema de Aviones Pilotados a Distancia de la EMSA para apoyar la vigilancia de las emisiones de los barcos en la zona del Gran Cinturón. El RPAS medirá específicamente las emisiones de azufre de los buques para comprobar el cumplimiento de las normas de la UE que rigen el contenido de azufre del combustible para uso marítimo. Las mediciones se transmitirán en tiempo real al centro de datos del RPAS de la EMSA y al THETIS EU, que crearán alertas que serán objeto de seguimiento por parte de las autoridades competentes.

El despliegue del RPAS desde la costa danesa comenzó el 6 de julio en apoyo de la Autoridad Marítima de Dinamarca (DMA) y la Agencia de Protección Ambiental de Dinamarca (DEPA), y es una continuación de los servicios anteriores en 2018 y 2019.

El RPAS constituye un medio eficaz para vigilar el cumplimiento por parte de los buques del Anexo VI del MARPOL para la Zona de Control de Emisiones de Azufre (SECA): La unidad del RPAS pasa a través del conducto de gases de escape de las chimeneas de los buques y analiza el conducto con un sistema doble de olfateo del que se deriva el contenido de azufre del combustible quemado.

El contenido de azufre del combustible utilizado junto con las imágenes, el vídeo, la trayectoria de vuelo y las mediciones se transfieren en tiempo casi real y se almacenan en el DC del RPAS. El centro de datos está directamente conectado con THETIS-EU, una base de datos central que los inspectores pueden consultar. En caso de un posible incumplimiento de la normativa, se puede dar prioridad a un mayor control en el siguiente puerto de escala.

Al igual que en 2019, el proveedor de servicios para este despliegue es el consorcio formado por Nordic Unmanned AS y NORCE Norwegian Research Centre AS. Este año el despliegue será realizado por el Schiebel CAMCOPTER® S100 volando con el número de cola de Nordic Unmanned AS. Se trata de un RPAS de despegue y aterrizaje vertical (VTOL) con una resistencia de vuelo de más de seis horas que puede realizar operaciones nocturnas. La carga útil de la aeronave incluye el sistema de mini-sensores Explicit sniffer para el monitoreo de las emisiones de la nave. Los servicios de comunicación por satélite para conectar directamente el sitio de operación con el RPAS-DC son proporcionados por VIASAT.

Los servicios RPAS de la EMSA se han desarrollado para ayudar en las operaciones de vigilancia y supervisión marítimas para apoyar a las autoridades nacionales que participan en las funciones de la guardia costera. Esto incluye: vigilancia de la contaminación y las emisiones marítimas; detección de la pesca ilegal, el tráfico de drogas y la inmigración ilegal; vigilancia de las fronteras; y operaciones de búsqueda y rescate.