Singapur, el puerto con mayor tráfico marítimo del mundo, ha comunicado un alto nivel de cumplimiento de la normativa OMI 2020, con sólo dos buques detenidos por utilizar combustible no conforme a la nueva normativa en el primer trimestre del año.

El reglamento de la OMI para 2020 entró en vigor el 1º de enero en todo el mundo y exige que los buques utilicen combustible con un contenido de azufre inferior al 0,5%.

La Autoridad Marítima y Portuaria de Singapur (MPA) dijo que el 96% de los buques que hicieron escala en el puerto en el primer trimestre de este año utilizaron combustible conforme a la ley, este número excluye a los buques que utilizan depuradores de circuito abierto y tienen que cambiar a combustibles conformes en aguas de Singapur.

En el primer trimestre del año, la MPA dijo que realizó 326 inspecciones de Control del Estado del Puerto (PSC) y Control del Estado de la Bandera (FSC). Dos buques de registro internacional fueron detenidos tras las inspecciones del PSC que encontraron que estaban usando combustible no conforme. A los buques en cuestión sólo se les permitió salir del Puerto de Singapur una vez que se habían cambiado al combustible que cumplía con los requisitos.

La autoridad encontró 12 buques en el período en que el contenido de azufre del combustible superaba ligeramente el límite del 0,5%.

«Esto se debió probablemente a los residuos remanentes de combustible con alto contenido de azufre en los tanques y tuberías de combustible. Se espera que, con el tiempo, los tanques y las tuberías de fueloil se limpien adecuadamente con el uso continuo de combustible conforme. La MPA ha informado a los respectivos gerentes y administraciones de pabellón de estos buques sobre el incumplimiento», dijo la MPA.

No se encontró ningún buque que estuviera operando con depuradores de circuito abierto, cuya operación está prohibida en aguas de Singapur.