Una nueva notación de clase de DNV GL certifica las medidas especiales de detección y lucha contra incendios aplicadas a bordo de portacontenedores. La notación se otorgó por primera vez al «MSC FEBE» -gemelo del «MSC Gülsün- de la clase 23k, ganador del premio Seatrade Shanghai «Ship of the Year» de 2020.

De acuerdo con DNV GL, estos son atributos que ponen de manifiesto un nuevo paradigma en la construcción de barcos. Para el jefe de Nuevas Construcciones de MSC, Giuseppe Gargiulo, la clase «MSC Gülsün» muestra dónde pone MSC sus prioridades. «Esta clase de buque no solo establece un nuevo récord de capacidad, sino que también destaca por su rendimiento medioambiental y su seguridad», sostuvo.

La nueva dotación acredita características de protección contra incendios a bordo que van más allá de los requisitos de SOLAS. «En el sector marítimo existe la percepción de que los riesgos de incendio en los portacontenedores están aumentando (…) Aunque se produce una media de un incidente importante al año, puede haber muchos casos menores que pasan desapercibidos para el público. Sin embargo, cualquiera de ellos podría provocar un incendio mayor», advirtió el director del Centro de Excelencia de Portacontenedores de DNV GL, Holger Jefferies.

Asimismo, afirmó que el equipo estándar de extinción de incendios a bordo no suele ser suficiente para luchar contra un siniestro que se extiende por varios contenedores. «De este modo, un incendio en un contenedor puede convertirse fácilmente en un suceso catastrófico extremadamente difícil o incluso imposible de contener o extinguir», dijo. Y añadió que después de sufrir grandes daños por el fuego, un buque de gran tamaño y su carga pueden ser difíciles de recuperar o de encontrar un puerto de refugio. «Los costes causados por los daños a las personas, la carga, el propio buque y el medio ambiente podrían ser inmensos», comentó.

Al encargar una nueva serie de buques portacontenedores de 23k en 2018, MSC decidió hacer una inversión adicional para mejorar la seguridad contra incendios a bordo de sus nuevos buques. «Era importante que todo lo que instaláramos sirviera para un propósito claro hacia una mayor seguridad contra incendios», aseguró Giuseppe Gargiulo. «En este caso, consideramos el coste de la inversión como una segunda prioridad», agregó.

DNV GL se unió a MSC en este proyecto para prestar servicios de asesoramiento. Las dos empresas llevaron a cabo talleres de identificación de riesgos para asegurarse de que cualquier medio de detección y extinción de incendios que eligieran para los nuevos buques fuera adecuado y eficaz.

Sistemas específicos para cada buque

Los talleres de identificación de riesgos se centraron principalmente en mantener a la tripulación fuera de peligro, permitiendo operaciones de lucha contra incendios que no requirieran la presencia de la tripulación directamente en el lugar del incendio. Durante los talleres quedó claro que la detección temprana de incendios debe tener una alta prioridad para evitar la pérdida de control. Se debatieron varios sistemas de detección y extinción de incendios, y se eligieron los más adecuados para la disposición del buque para el «MSC FEBE» y sus buques gemelos.

El equipo incluye un sistema de cámaras térmicas que cubre toda la zona de cubierta para detectar el calentamiento de los contenedores, y un sistema de chorro de agua capaz de cubrir toda la longitud y anchura de la cubierta para enfriar o incluso extinguir los incendios que se produzcan en los contenedores de cubierta. Estas elecciones tuvieron consecuencias en el diseño y la distribución general de los buques. Por ejemplo, la capacidad de los cofres, las bombas y otros equipos tenía que ser adecuada para la altura de elevación del agua y la potencia necesaria para rociar el agua lo suficientemente lejos.

Opciones flexibles

En el momento de la entrega, los buques de MSC recibieron la nueva notación de clase FCS (C, HA, FD, FF, HF) de DNV GL. Los calificativos indican que los buques proporcionan una protección adicional contra incendios para la zona de carga de contenedores (C), que han sido sometidos a una evaluación de identificación de peligros (HA) y que cumplen con los requisitos mejorados para la detección de incendios (FD) y los sistemas de extinción de incendios (FF), así como los de extinción de incendios por inundación de la bodega de contenedores (HF) con la participación del Servicio de Respuesta a Emergencias de DNV GL, ERSTM.

La notación FCS define un conjunto de opciones basadas en funciones para hacer frente a los incidentes de incendio de contenedores a bordo, pero deja la elección del equipo específico a los expertos que desarrollan una solución para un buque determinado. El concepto modular de la notación de clase proporciona suficiente flexibilidad para seleccionar una o varias medidas para detectar y/o combatir los incendios en las bodegas y en la cubierta. Este enfoque holístico se ha considerado el más adecuado teniendo en cuenta la gran variedad de diseños de buques, y puede aplicarse tanto a los buques de nueva construcción como a los que están en servicio.