La ventilación adecuada es esencial para evitar daños a la carga y para garantizar la seguridad de la tripulación y de la carga de graneles en los buques. Para proporcionar a los capitanes y a la tripulación una forma de comprender los diferentes requisitos de ventilación de las cargas de graneles, Intercargo, The Standard Club y DNV GL, lanzaron una nueva guía de ventilación.

La guía cubre los principales aspectos sobre cómo y cuándo ventilar para controlar la humedad y eliminar los gases inflamables y tóxicos liberados por las cargas. Además, aborda los temas de fumigación y la entrada de personal del buque en espacios confinados. La guía también establece los requisitos reglamentarios relacionados con la ventilación. Por último, en varios estudios de casos se ilustran ejemplos prácticos sobre «lo que puede salir mal» cuando no se siguen los procedimientos correctos de ventilación y estiba.

«La ventilación de la carga es una parte a menudo pasada por alto, pero esencial para evitar el riesgo financiero y el peligro para la tripulación y el buque», dijo Morten Løvstad, director de Negocios – graneleros, de DNV GL – Marítimo. «

«Con esta guía hemos trabajado juntos para examinar algunos de los sistemas de ventilación más comunes y proporcionar algunos consejos claros sobre cómo hacer frente a los problemas de ventilación y esperamos que esto ayude a crear una mayor conciencia de estos temas dentro del segmento», añadió.

«La guía proporcionará a la tripulación de los buques una comprensión práctica de cuándo ventilar y las razones para hacerlo», agrega Ed Wroe, director técnico de Intercargo.

«Además, la guía muestra claramente los requisitos legales de la ventilación de la carga y de la bodega de carga. Trabajando juntos, Intercargo DNV GL y The Standard Club pudieron aportar sus propias áreas de experiencia a esta publicación que espero que sea útil en todo el segmento de los graneleros», indicó.

En el mercado actual, los buques transportan una amplia variedad de graneles sólidos, todas con diferentes requisitos de ventilación dependiendo de la característica de la carga, el viaje y las condiciones meteorológicas.

«Ventilar la carga no es simplemente permitir que el aire exterior entre en la bodega de carga, sino que implica un proceso preciso en el que hay que tener en cuenta una serie de factores», dijo Yves Vandenborn, director de Prevención de Pérdidas, de Standard Club.

«El incumplimiento de este requisito puede causar daños a la carga y provocar grandes pérdidas», afirmó

«El Standard Club continúa viendo un alto número de reclamos por daños a la carga húmeda, causados ya sea por agua dulce o agua de mar, pero los daños más graves se deben a la condensación. La ventilación inadecuada y la estiba deficiente pueden dar lugar a cargas de graneles apelmazados y mohosos, o a cargas de acero oxidado. La guía tiene por objeto proporcionar una comprensión clara y concisa de los requisitos de ventilación para diversas cargas y ayudará a prevenir los daños a la carga causados por las malas prácticas de ventilación a bordo de los buques de carga de graneles sólidos «, explicó Vandenborn.