Dinamarca ha encontrado una forma de llevar a cabo cambios de tripulación. El gobierno, junto con Danish Shipping, la sección marítima de la Unión Danesa de Trabajadores Metalúrgicos y la Asociación Danesa de Ingenieros, ha encontrado una solución por la que los marinos varados a bordo de los barcos daneses pueden volver a casa.

La solución consiste en aplicar las normas sobre visados de manera que los marinos que lo necesiten puedan obtener un visado para entrar en Dinamarca o viajar por el país, de modo que puedan embarcar o desembarcar en Dinamarca o en los países vecinos.

Ahora se trata de relevar a tantos marinos como sea posible lo más rápido posible

Anne Steffensen, CEO de Danish Shipping, comentó: «Hemos luchado durante mucho tiempo para que nuestros marinos regresen a casa con sus familias, por lo que me complace que el gobierno haya escuchado y encontrado un modelo temporal que permite cambios de tripulación. Ahora se trata de relevar a la mayor cantidad de gente de mar lo más rápido posible».

Al entrar en Dinamarca, la propia industria debe tomar una serie de precauciones para la gente de mar, a fin de reducir al mínimo el riesgo de propagación de la infección.

Se crearán departamentos especiales para ellos en los aeropuertos para que no entren en contacto con otros, y será posible que los marinos extranjeros se sometan a pruebas de detección de Covid-19 en Dinamarca.

Además, las compañías navieras deben asegurarse de que los marinos estén aislados en los hoteles, por ejemplo.

Según el rastreador mundial de cambios de tripulación compilado por el agente portuario Inchcape Shipping Services, sólo 17 países, incluida Dinamarca, se han abierto a los cambios de tripulación.