La consultora internacional de seguridad marítima Dryad Maritime informa que la draga de tolva de bandera nigeriana Ambika fue abordada por piratas después de un tiroteo que resultó en múltiples pérdidas de vidas.

Según Dryad, la Ambika fue atacada mientras operaba justo en altamar, a unas tres millas nauticas de la desembocadura del río Ramos y a unos nueve millas nauticas al este de la terminal petrolera offshore de Forcados. Se produjo un tiroteo entre el equipo de seguridad embarcado en el Ambika y los piratas. Cuatro guardias militares armados murieron y dos resultaron heridos, según entiende Dryad.

Tres tripulantes extranjeros (incluidos dos rusos y un indio) fueron secuestrados. Otros cinco miembros de la tripulación quedaron atrás.

La draga de tolva Ambika, construida en 1979, ex nombre Galilei 2000, fue una vez parte de la flota de Jan de Nul; ahora es propiedad de una compañía de desarrollo de gas con sede en Lagos que opera aguas arriba de la entrada del río Ramos. Desde el domingo, estaba anclada cerca de la desembocadura del río.

El Golfo de Guinea es la región más peligrosa del mundo para la piratería y, especialmente, para los secuestros; sólo en diciembre de 2019 fueron secuestrados 57 marinos en la región.